¿Qué precauciones debemos tener al utilizar inhaladores de corticoides?

Muchas son las personas que utilizan inhaladores con corticoides para sus tratamientos. El uso de estos corticoides crea gran preocupación en los efectos que pueda tener su uso de forma continuada. Estos fármacos administrados por inhalación tienen menos efectos secundarios que por vía oral, por lo que su utilidad es indiscutible y son recomendados como fármacos de primera línea en todas las guías de práctica clínica.

¿Cómo funcionan los corticoides?

Los corticoides imitan los efectos de las hormonas que tu cuerpo produce naturalmente en las glándulas suprarrenales, que son pequeñas glándulas que se encuentran en la parte superior de los riñones. Cuando se prescriben en dosis que exceden los niveles normales de tu cuerpo, los corticoides suprimen la inflamación. Esto puede reducir los signos y síntomas de las afecciones inflamatorias, como la artritis y el asma.

Los corticoides también suprimen el sistema inmunitario, lo que puede ayudar a controlar las afecciones en las que el sistema inmunitario ataca por error sus propios tejidos.

¿Qué tipos de inhaladores hay?

Podemos encontrar tres tipos de inhaladores

  • Presurizados o de cartucho: contienen el medicamento disuelto en un gas que sale al apretar el cartucho.
  • Cámaras de inhalación: incluyen una cámara para facilitar el uso de los inhaladores presurizados o de cartucho.
  • Inhaladores de polvo seco: en estos inhaladores el medicamento va disuelto en un polvo muy fino.

Si hay que utilizar más de un inhalador, ¿en qué orden se utilizan los inhaladores?

Primero hay que utilizar la medicación de alivio o de rescate, que es el broncodilatador de acción corta, para mejorar el estado de los bronquios y que poco a poco se vayan abriendo.

Después del broncodilatador de acción corta, utilizar el inhalador con corticoide o la mezcla de corticoide con broncodilatador de acción larga. De esta manera, al inhalar este segundo medicamento penetra más profundamente en los bronquios.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios en el caso de los corticoides inhalados principalmente son dos:

El hecho de que cuando se inhalan el 70 por ciento del medicamento se queda en la boca puede provocar afonías, hongos, faringitis y tos. Enjuagarse correctamente la boca después de utilizarlos puede prevenir estos efectos.

En segundo lugar, algunos broncodilatadores pueden provocar taquicardias ligeras.

¿Qué precauciones se deben tener al utilizar los inhaladores con corticoides?

No hay contraindicaciones absolutas al empleo de corticoides inhalados. No obstante, se debe ser cauteloso y tomarlos con usa serie de indicaciones para evitar efectos adversos.

¿Cómo minimizarlos?

  • Utilizar las dosis más bajas posibles
  • Cuando sea posible, es mejor la pauta de una sola toma al día
  • Utilizar cámaras de inhalación
  • Realizar enjuagues y gárgaras tras cada inhalación
  • Utilizar la técnica correcta de inhalación de cada dispositivo
  • Limpiar la boquilla del inhalador al menos una vez a la semana

Los corticoides pueden provocar una variedad de efectos secundarios. Sin embargo, también pueden aliviar la inflamación, el dolor y las molestias de muchas enfermedades y afecciones. Si, con el asesoramiento del médico, haces elecciones que minimicen los efectos secundarios, podrías obtener beneficios considerables con un menor riesgo de sufrir esos problemas.

Recuerda que en Farmacia Mar Menor estamos para ayudarte y cuidar de tu salud.

¿Tienes dudas? Escríbenos! 

Comentarios (0)

Todavía no hay comentarios
Producto añadido a lista de deseos
group_work Consentimiento de cookies